Una huelga particular

Nahomi Galindo-Malavé

En exclusiva para la más mínima diferencia.

La huelga estudiantil del 2010 ha brillado por sus particularidades. Por primera vez en la historia hay una huelga sistémica, y todos gritan – cada vez que pueden – “Once recintos, una UPR”.

Después de la asamblea organizada por la administración universitaria incurriendo en costos onerosos al pensar erróneamente que el estudiantado no quería la huelga, se realizó la marcha hacia el Capitolio. Bajo el aguacero se gritaba “enchumbao, enchumbao, pero nunca ñagotao”. En medio de la marcha se anunció que Artes Plásticas se había ido a paro, pues también está sufriendo recortes presupuestarios. La amenaza de la educación pública del país los une a la lucha de la UPR. Entonces, se empezó a gritar, “doce recintos, un sola huelga”.

Se ha desbordado la creatividad por parte del estudiantado en huelga. Ha habido conciertos, actividades culturales, talleres, conversatorios. El fenómeno de las “radiohuelga” ha surgido en varios recintos.

Recientemente dijo una amiga que el estudiantado nunca ha cerrado la universidad si no que le ha dado vida. Como destacó una líder estudiantil, las clases no se han dejado de impartir; es que ahora las está dando el movimiento estudiantil.

Aunque no sean la mayoría en el Comité Negociador, la huelga tiene cara de mujer. Son las principales organizadoras dentro de los recintos.

Otra característica ha sido la organización de las madres y padres del estudiantado en huelga. Las madres y padres se han desbordado en solidaridad, sin importar las amenazas del Superindente de la Policía y sin esperar determinaciones de los tribunales. Han pasado agua y comida, besado y acariciado a sus hijos e hijas a través de los portones. No están solos, dicen.

Por primera vez se han hecho visibles en la huelga las diversidades sexuales. Las banderas de orgullo arcoirirs están desplegadas en los portones desde el principio. Más aún, allí se celebró el Día Mundial Contra la Homofobia, para reconocer que por primera vez una organización pro derechos de la diversidad sexual participa en un comité negociador.

Las mujeres y diversidades sexuales han estado en el proceso. Han dado ejemplo de que no sólo son parte del país, son punta de lanza de la lucha por construir ese otro Puerto Rico que muchos y muchas anhelamos. Como diría Gioconda Belli, a esta huelga han ido todos. Ha sido una lucha que ha nacido en cada cuerpo; una lucha grande y generosa en la que hasta el amor ha tenido alcance.

Columna relacionada de la autora

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s