Los mismos

Foto: Indymediapr.org

Publicado en El Nuevo Día, 17 de mayo de 2011.

El gobernador Luis Fortuño reaccionó hoy al anuncio del levantamiento en Peñuelas del primer campamento de desobediencia civil en la ruta del Gasoducto proyectado por su gobierno, vaticinando que los desobedientes recibirán de su gobierno el mismo trato “que en la Universidad de Puerto Rico”, pues según este, “son los mismos”. Si esto es así, las y los desobedientes – de todos los géneros, edades y niveles de capacidad física – deben irse preparando para las torturas, las agresiones sexuales, los macanazos a destajo y la generosa aplicación de gases lacrimógenos y “pepper spray”.

Lo curioso es que el “Señor” Gobernador piense que pueda existir gente en el país a quienes les resulte extraño – cuando menos, digno de recalcar – que efectivamente, muchos de las y los que luchan contra las injusticias, los atropellos y el saqueo de los bienes, espacios y recursos que son de todos (o de nadie), somos las y los mismos, y a mucha honra. No es cierto, claro está, que todas y todos seremos literalmente “los mismos”. Es normal y positivo que haya gente que se mueva contra el Gasoducto que no haya tenido la posibilidad o la necesidad inmediata de hacerlo contra la cuota, y vice versa. Sería absurdo suponer que la vecina del barrio, que se activó pa’ que no le enjorqueten el tubo de la muerte en el patio de su casa, va a estar en primera fila revuleando con los guardias en la iupi, por más que lleve pegaos del alma a esos muchachos, bendito, que lo que quieren es que to’ el mundo pueda estudiar en la universidad, y mira como los tratan.

Pero si eso es así, ¿qué de malo tiene que quienes tengan la energía, el tiempo y sobre todo, la voluntad de hacerle frente a todas las injusticias – particularmente las y los jovenes que, según nos repiten los politiqueros hasta la náusea “son el futuro” (es decir, que se tienen que chupar todo lo que resulte de las bestialidades de ahora) – sean “los mismos”?

Quizás lo que le preocupa al gobe es que al ser las y los mismos, nos vamos dando cuenta que del otro lado, los responsables de las injusticias y los atropellos, que están dejando al país en los huesos mientras se ceban como lechones, también son, y siempre han sido (sin importar el color del partido que menea la olla), los mismos, como lo es el sistema que les alienta y les nutre.

Porque si nosotros nos damos cuenta, ¿quién sabe? A lo mejor la vecina se empieza a dar cuenta también.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s